Neoliberalismo

Neoliberalismo como ocaso de una economía

Milton Friedman, el padre del neoliberalismo, solía decir que lo único que no privatizaría, serían las fuerzas militares. Este economista también afirmaba que la única responsabilidad que tenían las empresas era generar utilidades a sus accionistas y pagar su salario a los empleados. Tras el huracán Katrina en New Orleans, este hombre afirmó que el desastre natural debía ser tomado como una nueva oportunidad para empezar desde cero, entregándole los servicios de salud, educación y alimentación que estaban en manos del Estado a las empresas privadas.  Los planteamientos del Nobel de Economía permiten definir a grandes rasgos lo que es el neoliberalismo: una transformación del capitalismo consistente en la privatización de las instituciones, incluyendo la salud y la educación, de forma en que el capital se acumule cada vez más en manos de unos pocos privados. De igual forma, se caracteriza por la apertura económica y por la lucha contra la intervención del Estado en la economía.

 Este modelo entró a Latinoamérica gracias a un elaborado plan. Durante los años 70, el gobierno norteamericano otorgó un gran número de becas para estudiar economía en la Escuela de Chicago a estudiantes de la Universidad Católica de Chile. A su regreso, estos alumnos llegarían al país a instaurar el modelo neoliberal aprendido en Estados Unidos. El golpe de Estado a Salvador Allende y la instauración de la dictadura de Augusto Pinochet, con el apoyo del gobierno norteamericano,  propiciarían el establecimiento de este nuevo modelo en chile. Las empresas del Estado empezaron a privatizarse rápidamente, y el nuevo presidente declaró el triunfo sobre el comunismo. De igual manera sucedió en Argentina, con la instauración de la dictadura militar de Videla. Margaret Thatcher, primera ministra de Reino Unido, también hizo lo propio en su país. Poco a poco, el modelo fue extendiéndose a través de todo el mundo (Klein, 2007).

La economía es la ciencia que estudia la repartición de recursos escasos en condiciones de producción, distribución y consumo. Ahora, la economía política sostiene que todas las relaciones sociales y culturales dependen directamente del modo de producción existente. Siguiendo este postulado, ¿es posible la existencia de la justicia económica, social y ambiental en el contexto de un modelo neoliberal?

Actualmente en Colombia, las consecuencias de la implantación del modelo son visibles: las consecuencias de la ley 100 en la salud, de la ley 30 de 1992 en la educación, la crisis del agro gracias a los tratados de libre comercio negociados de forma asimétrica, la concesión de tierras a las multinacionales mineras, y  la privatización de empresas de todos los sectores, como del sector bancario, y de los servicios públicos (el caso más reciente se presenta con la venta de Isagen a una multinacional canadiense, tienen al país sumido en una profunda crisis económica, social y ambiental. A todo esto se suman el historial de violencia en Colombia: un conflicto armado de más de cincuenta años.

En conclusión, el modelo neoliberal tiene su base en la inequidad como fuente de riqueza de unos pocos empresarios. De igual forma, el orden mundial organizado a partir del modelo contribuye a nuevas formas de imperialismo económico, social y cultural. El único fin del neoliberalismo es la acumulación y circulación del dinero, sin importar las causas sociales y ambientales.

https://desobedienciayesperanza.files.wordpress.com/2013/03/desigualdad-social-bola-mundo.jpg

 

contador de visitas
relojes web gratis
Tutiempo.net